Tag Archives | arteCádiz

Pendientes Griegos de Herma Siglo V a.C.

Pendientes Griegos de Herma Siglo V a.C.

En la Antigua Grecia, una herma era un pilar cuadrado o rectangular de piedra, terracota, o bronce sobre el que se colocaba un busto, normalmente el del dios Hermes, habitualmente con barba, signo de fuerza física, y cuya base se adornaba con un falo en erección, símbolo de masculinidad y de disposición a las armas.

Se empleaban como hitos o marcas para señalar y delimitar carreteras y fronteras, y marcar los límites de las propiedades, aunque también tenían una función apotropaica, es decir, de alejamiento de lo maligno, ya fuera espíritu, adversidad o enemigo. En Atenas se colocaban fuera de las casas para atraer la buena suerte. Cada barrio tenía su herma, y se conservan vasijas con pinturas que muestran sacrificios particulares siendo realizados en ellas.

Estas estatuas estaban compuestas de una cabeza, normalmente la del dios Hermes, colocada sobre un pilar cuadrangular que frecuentemente era más ancho en la cima que en la base, cuya altura corresponde con la estatura del cuerpo humano.

Las que se erigían en las encrucijadas tenían a menudo tres o cuatro cabezas.

Las hermas solían ser desnudas y normalmente masculinas, rara vez aparecen vestidas o con atributos característicos, y con frecuencia presentan inscripciones con apotegmas y acertijos, además de con indicaciones relativas a la ruta, y a veces también con inscripciones en honor de quienes habían luchado bravamente por su país. Así como era costumbre que los transeúntes mostraran respeto a las formas más rudimentarias del dios (el montón de piedras) añadiendo una piedra al montón o ungiéndolo con aceite, también se depositaban cerca de las hermas pequeñas ofrendas, normalmente de higos secos, para aplacar el apetito de los viajeros necesitados. También se colgaban guirnaldas de flores de los dos espaldones  parecidos a brazos que sobresalían a ambos lados del extremo superior de la columna. Estos pilares también se usaban para señalar los límites fronterizos o para delimitar los diferentes estados.

Las más antiguas tenían a ambos lados del pilar prismático unos salientes ‘manos’, en para colgar de ellos coronas de flores, así como un falo en su parte frontal.

La estatua completa solía ser de piedra o mármol, aunque Cicerón  menciona algunas que eran de mármol con cabezas de bronce.

A medida que el arte avanzó, el pilar fue evolucionando, primero con una cabeza barbada y luego con la cabeza juvenil del dios.

 

La pieza.

Pendientes Griegos de Herma Siglo V a.C. Gades (Cádiz).

La pieza es de importación de origen griego.

Material de la pieza original; Bronce.

 

Su historia

Es inusual el encontrar Hermas de tan pequeño tamaño. La pieza original es un pequeño colgante, que formaría, seguramente, parte de un conjunto de mayor tamaño o a un amuleto colgante de protección.

Hemos preferido, en esta ocasión adaptar su reproducción a pendientes, aunque también podemos realizarla como se encontró, un colgante.

La pieza de bronce representa la cabeza del dios Herme juvenil, no barbada, sobre un pilar acabado, en su parte inferior, más estrecha que la superior. En la parte central del pilar, están representados sus atributos masculinos entre dos brazos, como si los estuviera sosteniéndolos o agarrándolos. A ambos lados sobresalen espadones, típicos, de forma muy rudimentaria. Una curiosidad, en esta pieza, es la representación de brazos y espadones, puesto que en origen los espadones sustituían, a estos. El pilar se remata en una especie de rectángulo más amplio que representa los pies de forma muy rudimentaria.

 

Fieles reproducciones en plata 925, plata 925 bañada en oro y oro.

1

Pendientes de Ánades Siglo II a.C. Gades (Cádiz).

Pendientes de Ánades Siglo II a.C.  Gades (Cádiz). 

Su Historia.

Pendientes de Ánades Siglo II a.C.

La pieza se fabricado a mano en el siglo II a.C. en un taller local.

Material de la pieza original; Plata

 

Su historia

Las anátidas (del latín, anas, Pato). Son aves usualmente migradoras que suelen vivir en las proximidades del agua.

El orfebre, tal vez, quiso aludir, a ese sentido a la hora de la creación de esta rara pieza de joyería romana. El espíritu de un ser que emigra en tiempos fríos a espacios más cálidos. Es el devenir de las buenas noticias, tras tiempos de penumbras o malas experiencias. Es una pieza de joyería con un carácter mágico o tipo talismán, que doto a su dueña de un sentimiento de paz interior.

 

Fieles reproducciones en plata 925, plata 925 bañada en oro y oro.

 

0

Colgante Diosa Tanit siglo IV a.C.. Madre protectora y diosa de la Fertilidad.

Colgante Diosa Tanit Siglo IV a.C. Madre protectora y diosa de la Fertilidad.

Fieles reproducciones en plata 925, plata 925 bañada en oro y oro.

 

Su Historia.

Anillo Diosa Tanit siglo IV a.C.

La pieza se fabricado a mano en el siglo IV a.C. en un taller local.

 

Material de la pieza original; Plata.

Colgante inusual de la diosa Tanit como madre protectora y diosa de la fertilidad. Este presenta forma de triángulo con su lado inferior curvo hacia arriba. Brazos curvos hacia arriba y adentro, símbolo de unidad o protección. La cabeza, a escala de la pieza, posee una argolla unida a la misma. En la parte interior del cuerpo, en su lado curvo inferior, presenta una segunda cabeza, representación de la fertilidad. En las dos esquinas inferiores, dos círculos huecos, los cuales en origen, colgarían otras piezas o partes (seguramente personajes).

Esta pieza, extraordinaria, es la única, de su tipología, conocida en la actualidad. Siendo una pieza de algún personaje de la alta aristocracia fenicia del siglo IV a.C. seguramente arrojada al mar como ofrenda.

Tanit

Tanit fue la diosa más importante de la mitología cartaginesa, la consorte de Baal y patrona de Cartago. Era equivalente a la diosa fenicia Astarté.

El culto a Tanit comenzó a cobrar importancia a partir del siglo V a. C., y estaba asociado con la Luna y la fertilidad.

A partir del siglo V a. C., Tanit se convierte en la diosa principal del panteón de Cartago, sustituyendo a su predecesora. En la epigrafía a menudo aparece denominada Tnt pn B’l (Tanit faz de Baal), siendo, pues, una manifestación, o incluso la divinidad paredra, del dios Baal, aunque con el tiempo acabará apareciendo sola en las inscripciones. A partir del 400 a. C., su culto está documentado en muchos lugares mediterráneos como   Gadir  (Cádiz).  Su grafía en púnico es Tnt, dado que las lenguas semitas se escriben sin vocales.

0

Colgante fenicio de la Diosa Astarté de siglo VI a.C. Gadir, Cádiz. España.

 

Colgante fenicio de la Diosa Astarté de siglo VI a.C. Gadir, Cádiz. España.

Fiel reproducción en plata 925, plata 925 bañada en oro y oro 18 quilates.

 

Su Historia.

Colgante fenicio de la Diosa Astarté de siglo VI a.C.

La pieza se fabricado a mano en el siglo VI a.C.

Material de la pieza original; Oro

Corresponde a una pieza de ofrenda a la Diosa Astarté. Las técnicas utilizadas son las de filigrana y granulado en oro. Pieza de exportación del entorno del Líbano actual.

Lo curioso o extraordinario de esta pieza, está motivado, porque a la diosa Astarté se le solía  representar desnuda o apenas cubierta con un fino cinturón, de pie sobre un león. En esta rara pieza vemos representada solo su rosto con un enorme collar al cuello.

Astarté

Astarté es la asimilación fenicia – cananea de una diosa mesopotámica que los sumerios conocían como Inanna, los acadios, asirios y babilonios como Ishtar y los israelitas como Astarot.

Astarté representaba el culto a la madre naturaleza, a la vida y a la fertilidad, así como la exaltación del amor y los placeres carnales. Con el tiempo, se tornó también en diosa de la guerra y recibió cultos sanguinarios de sus devotos.

0

Descubre un Anillo Diosa Tanit siglo III a.C. de la Necrópolis de Gadir. Cádiz. España.

Descubre un Anillo Diosa Tanit siglo III a.C.

Fieles reproducciones  en plata 925, plata 925 bañada en oro y oro 18 quilates.

 

Su Historia.

Anillo Diosa Tanit siglo III a.C.

La pieza se fabricado a molde en el siglo III a.C.

Procedente necrópolis de Gadir

Material de la pieza original; Oro

Anillo de oro con aro circular, de sección de igual forma, más estrecho en los extremos, con chatón fijo rectangular. Este presenta forma de polígono trapezoidal, con una cavidad curvada coincidente con el trazado del aro. La cara superior del chatón es plana, ligeramente curvada en el centro, con las esquinas redondeadas. Sobre esta superficie aparece, centrada y dispuesta en el eje central menor del chatón, una imagen esquemática, trazada por incisión de buril, formada por un triángulo sobre el que se sitúan una línea horizontal y un círculo. Es una representación simplificada de la diosa púnica Tanit.

Tanit

Tanit fue la diosa más importante de la mitología cartaginesa, la consorte de Baal y patrona de Cartago. Era equivalente a la diosa fenicia Astarté.

El culto a Tanit comenzó a cobrar importancia a partir del siglo V a. C., y estaba asociado con la Luna y la fertilidad. Hay indicios de que iba acompañado de ritos con sacrificio de niños, pero esta creencia pudiera ser fruto de la política de descrédito romana.

A partir del siglo V a. C., Tanit se convierte en la diosa principal del panteón de Cartago , sustituyendo a su predecesora. En la epigrafía a menudo aparece denominada Tnt pn B’l (Tanit faz de Baal), siendo, pues, una manifestación, o incluso la divinidad paredra, del dios Baal, aunque con el tiempo acabará apareciendo sola en las inscripciones. A partir del 400 a. C., su culto está documentado en muchos lugares mediterráneos como   Gadir  (Cádiz).  Su grafía en púnico es Tnt, dado que las lenguas semitas se escriben sin vocales.

 

ro, a pesar de que su nombre aparece escrito como Tanit, su pronunciación verdadera, al menos en época tardía, sería aproximadamente Tinit.e

0

Colgante de Roseta Fenicio Siglo VII a.C. Gadir, Gades, Cádiz.

Colgante de Roseta Fenicio Siglo VII a.C. Gadir, Gades, Cádiz.

Fieles reproducciones en plata 925,  plata 925 bañada en oro y en oro de 18 quilates.

 

Su Historia.

Colgante de Roseta Fenicio Siglo VII a.C.

Pieza de joyería fenicia del siglo VII a.C.

 

Material de la pieza original; Oro

Corresponde al ajuar de un enterramiento fenicio. Las técnicas utilizadas son las de filigrana, cincelado y granulado en oro.

Pieza de fabricación en el entorno del Líbano actual en el siglo VII a.C. e importada posteriormente a Gadir.

Con una clara influencia egipcia en sus motivos. Representa una flor de loto. Una pieza excepcional y escasa en dicho formato.

0

Pendiente Medio Calco Gadir

Pendientes de moneda de medio Calco de Gadir, Gades, Cádiz.

Fieles reproducciones a escala en plata 925 , plata 925 bañada en oro y en oro 18 quilates.

Disponible en pendientes y colgantes de plata 925, plata 925 bañada, oro  y moneda en plata 925.

 

Su Historia.

Medio Calco de Gadir

Acuñación de la segunda Mitad del siglo III a.C

Procedente necrópolis de Gadir

Material de la pieza original; Bronce

Representa Cabeza de Melqart de frente, cubierta con piel de león.

Reverso: Dos atunes a izquierda. Entre los atunes letra “aleph”

0